Braquiterapia

Braquiterapia

La braquiterapia es una modalidad de tratamiento radioterápico donde la fuente de tratamiento se sitúa directamente en el órgano afectado, en su proximidad o en el lecho quirúrgico.

Dicha técnica está indicada, sobre todo, en el tratamiento de tumores ginecológicos, de próstata, mama, melanoma de coroides, piel, sarcoma y cáncer de cabeza y cuello. Es una técnica que en ocasiones evita la cirugía radical. El objetivo de la braquiterapia es buscar el equilibrio entre una máxima irradiación sobre el tejido tumoral y una mínima irradiación sobre los tejidos sanos de alrededor. Entre las ventajas de este tratamiento destacan su corta duración (desde un día a una semana) por lo que permite la rápida incorporación del paciente a sus actividades normales. La braquiterapia se puede utilizar sola o en combinación con otras terapias oncológicas como la cirugía, la radioterapia externa y la quimioterapia.

Existen diferentes tipos de braquiterapia que se aplican dependiendo del tipo de cáncer y su localización en el paciente.

Braquiterapia de Alta Tasa (HDR)

La Braquiterapia de Alta Tasa de Dosis (HDR) es un tratamiento de radioterapia interna a través de vectores (catéteres o aplicadores) que permite utilizar una elevada dosis de radiación para tratar volúmenes limitados en menor tiempo que con la radioterapia externa.

Amplía la información


braquiterapia-baja-tasaBraquiterapia de Baja Tasa (LDR)

La Braquiterapia de Baja Tasa de Dosis (LDR) es un tratamiento de radioterapia interna a través de la implantación de semillas en la zona tumoral.

Amplía la información