Cáncer de pulmón

Síntomas del cáncer de pulmón

Para realizar un correcto diagnóstico del cáncer de pulmón, es esencial la exploración física y la valoración de los síntomas:

  • Hábito tabáquico
  • Tos de reciente aparición o variable
  • Esputos con sangre
  • Falta de apetito con pérdida de peso
  • Disnea (falta de aire)
  • Dolor torácico

Pruebas diagnósticas para la detección

Algunas de las pruebas que se realizan de forma complementarias para la detección del cáncer de pulmón, son las siguientes:

  • Analítica general (hemograma, bioquímica, coagulación)
  • Pruebas de imagen
    • Radiografía de tórax: suele ser la primera prueba a realizar para poder confirmar la existencia de un nódulo pulmonar.
    • Tomografía Axial Computerizada (TAC o scanner) de tórax y abdomen: nos da una información más detallada de la lesión pulmonar y de si existe extensión a otros órganos (ganglios linfáticos, hígado, hueso,…).
    • Tomografía con emisión de positrones (PET): es una tecnología basada en la captación diferencial de glucosa marcada por los tejidos neoplásicos en comparación con los sanos. Complementa el estudio realizado por el TAC y nos informa del grado de actividad tumoral.
  • Obtención de células o tejido pulmonar
    • Citología de esputo: consiste en el estudio celular de las secreciones bronquiales. Dada su escasa rentabilidad ha sido sustituida por otras, aunque se sigue realizando casi de forma rutinaria.
    • Fibrobroncoscopia: prueba que nos permite una visualización directa de la vía respiratoria y de más del 50% de los tumores pulmonares, especialmente aquellos localizados a nivel central (junto a los bronquios principales). Nos permite además poder coger muestras que nos ayuden al diagnóstico histológico de la lesión, es decir, a conocer el tipo de tumor pulmonar.
    • Biopsia de la lesión: de forma directa a través de la pared torácica hasta llegar a la lesión (transcutánea).

 

Diagnóstico Precoz

Estudios recientes en el campo del cáncer, sugieren que la realización de tomografía axial computerizada (TAC), puede detectar precozmente el cáncer de pulmón en personas de alto riesgo (por ejemplo en grandes fumadores). No obstante, se requiere definir mejor el perfil de pacientes en los que sería aconsejable la realización periódica de esta prueba.