Día Mundial Sin Tabaco

Día Mundial Sin Tabaco

Hoy, 31 de Mayo, es el Día Mundial Sin Tabaco. ¿Sabías que el factor de riesgo más significativo en el cáncer de pulmón es...
Día del Melanoma 2017

Día del Melanoma 2017

En el día mundial del melanoma recordamos la importancia de una información adecuada y rigurosa sobre el melanoma como mejor medida de prevención. Porque este tipo...

Teatroterapia para pacientes y supervivientes de cáncer

Teatroterapia para pacientes y supervivientes de cáncer

Ciertos hábitos y actividades reportan grandes beneficios tanto al cuerpo como a la mente. Ya hemos comentado anteriormente cómo la práctica de yoga, la música y otras actividades y experiencias son beneficiosas para pacientes y supervivientes de cáncer por su carácter terapéutico. En esta ocasión queremos profundizar en los beneficios del teatro durante y después de un tratamiento oncológico.

¿Cómo beneficia la práctica de teatro en pacientes?

“Es evidente que actividades como la que hemos puesto en marcha a través del Teatro con la Fundación Diversión Solidaria nuestros pacientes consiguen manifestar sentimientos, emociones o simplemente, se divierten y pasan un rato agradable; aunque también es cierto que trabajamos una serie de aspectos fundamentales para todo desarrollo humano, tales como la comunicación, la cooperación, la capacidad de esfuerzo, la integración etc. Y conseguimos que al menos por un rato consigan evadirse de la realidad para darle la vuelta a todo y ser ellos mismos; en definitiva, les ayuda a crecer” explica Carmen Yélamos, Directora de  IMOncology FUNDACIÓN

Beneficios del teatro en pacientes con cáncer

La teatroterapia permite a los pacientes desarrollar un espacio en el que recuperar con total libertad la capacidad de juego y entrega que caracteriza a los niños: explorar, cuestionar, indagar y relacionarse no sólo con la palabra sino con el cuerpo. ¿Qué mejor manera para contactar con todo el abanico de emociones que tenemos? El teatro ayuda a descubrirlas y mostrarlas de manera fluida con total libertad de expresar, reír, llorar, gritar o callar. “Nuestro cuerpo, nuestro propio instrumento, será el vehículo para contar historias y para decir lo que queremos decir desde nuestro corazón. El teatro como un acto poético y terapéutico, liberador de tensiones y de amarras que llevamos con nosotros a todos lados y que no nos permiten disfrutar del día a día. Además desarrollamos la creatividad y la imaginación, yendo de lo pequeño a lo más grande, no nos pondremos metas y limites, cada uno tendrá el suyo y será respetado”, asegura  Andrea Santillán, actriz  que imparte este encuentro.

La teatroterapia ayuda a la autoestima de los pacientes con cáncer

El cuerpo como vehículo para contar cómo nos sentimos y liberar tensiones. Bajo esa premisa, la Escuela de Pacientes de IMOncology FUNDACIÓN junto con la Fundación Diversión solidaria ha organizado un Encuentro de Teatroterapia “Aprende a escuchar tu cuerpo”.

El objetivo de este encuentro es enseñar tanto a pacientes como a familiares que el cáncer se puede vivir en contacto con la alegría y la diversión. Así, la dinámica está enfocada a la importancia de valorar lo que tenemos y aprendemos bajo circunstancias adversas.

El teatro, a través de la expresividad, permite a los pacientes conectar con sus emociones, distinguir que valoran o rechazan, reírse de sus defectos y contar su experiencia sin metas ni límites. Todo ello bajo el apoyo y acogida de una “red humana” que se crea fruto del vínculo con los otros asistentes. Y a través de una dinámica de:

  • Calentamiento corporal
  • Escucha grupal
  • Ejercicios de confianza y trabajo sensorial
  • Trabajo de escritura en tela

 

Mediante estos ejercicios, los pacientes son capaces de transmitir sus emociones, miedos y aprendizaje durante la enfermedad. De igual modo que la práctica de Mindfulness, el teatro busca potenciar cada uno de los sentidos para vivir el instante presente. Ni antes, ni después, sino el ahora como leit motiv.

Pacientes de cáncer sujetando un decorado

Fundación Diversión Solidaria, con quien hemos trabajado de la mano durante este encuentro, se caracteriza por crear y entregar sonrisas, potenciar las emociones positivas y la diversión como forma de terapia complementaria a las personas que más lo necesitan. Bajo el objetivo de mejorar su ciclo vital y ayudarles a afrontar las dificultades, la Escuela de Pacientes comparte estos ideales y realiza de forma periódica estas actividades, que se suman a las actividades propias de carácter psico-educativo, dirigidos a manejar mejor la ansiedad y mejorar el estado de ánimo, entre otros.

Las emociones pueden afectar al apetito durante el tratamiento

El diagnóstico del cáncer es como un huracán. Cuando llega sientes infinitas emociones, sentimientos, reacciones naturales ante un cambio muy importante.

Las emociones y el cáncer

Las emociones y el cáncer

Durante el tratamiento del cáncer, es posible que te surjan sentimientos y emociones diferentes: tristeza o depresión, nerviosismo, ansiedad, temor, miedo a la muerte, ira, culpa, negación, desamparo, soledad… Se trata de estados de ánimo naturales al enfrentarnos ante una noticia como esta.

Cada persona tiene su propia forma de enfrentarse ante esta enfermedad. Desde IMOncology FUNDACIÓN te aconsejamos que busques el apoyo de tus seres queridos. El papel de la familia y los amigos durante la enfermedad es crucial. Sentirse querido y apoyado por tus seres queridos te dará ese apoyo para hacer frente al cáncer. Está demostrado que los pacientes con apoyo emocional disfrutan de una mejor calidad de vida.

Estas emociones y el cansancio del tratamiento pueden afectar a tu interés por la comida (falta de apetito), así como a tus ganas por hacer la compra o cocinar.

¿Qué podemos hacer para superar estos sentimientos negativos?

Cómo superar sentimientos negativos

  1. ¿Cómo abrir el apetito? Come tus comidas favoritas los días que no tienes tratamiento. Esto te ayudará a disfrutar de la comida sin relacionarlo con algo desagradable.
  2. Habla y cuéntale cómo te sientes a tus seres queridos. Transmitir tus sentimientos a tu familia, a tus amigos o a un psicooncólogo te ayudará.
  3. Únete a grupos de apoyo para personas con cáncer. En IMOncology FUNDACIÓN contamos con una Escuela de Pacientes desde la cual celebramos divertidos cursos y actividades para pacientes y familiares. Un lugar donde conocer a otras personas que están pasando una situación similar a la tuya.
  4. Infórmate sobre los problemas para comer y efectos secundarios. Estar informado y saber cómo actuar cuando aparezca un síntoma o cómo controlar la situación da confianza y seguridad.
  5. Descansa. Duerme al menos 7 – 8 horas cada noche. El reposo y el descanso durante el tratamiento es importante para sentirse con energía y reducir el cansancio y el agotamiento.
  6. Pide ayuda. En ocasiones, los pacientes con cáncer no piden ayuda e intentan hacerlo todo ellos. Tu familia y tus amigos son tus mejores aliados, ellos estarán encantados de ayudarte. Acepta su ayuda.
  7. La meditación es una de las técnicas que más ayudan a los pacientes con cáncer, te ayudará a sentirte calmada y con menos tensión. Deja atrás los miedos, los conflictos y los temores mientras te concentras en tu respiración.
  8. Ejercicio diario. Mantente activo. Los estudios indican que una actividad física diaria ayuda a sentirse mejor. Sal a caminar, haz yoga, pilates… ¡tú eliges!
  9. Practica la risoterapia. Ríete y rodéate de aquellas personas que te hagan sonreír.

Afrontar el cáncer con una actitud positiva te aportará una mejor calidad de vida, por eso te proponemos que sustituyas la tristeza y la depresión por alegría y entusiasmo. Céntrate en aquello que te hace feliz. Las emociones negativas son inevitables, lo que está en nuestra mano es aprender a manejar estas emociones.

7 de abril, Día Mundial de la salud

Con motivo del Día Mundial de la Salud, queremos sumarnos a la campaña de concienciación global sobre la importancia de mantener hábitos saludables en nuestra rutina diaria. Cuidar nuestra alimentación, practicar ejercicio físico, no fumar y limitar el consumo de alcohol son algunas de las recomendaciones que mejorarán notablemente la calidad de vida.

Desde IMOncology FUNDACIÓN aconsejamos seguir las recomendaciones del Código Europeo contra el Cáncer.

código-europeo-contra-cancer-imoncology-fundacion

Alimentación y cáncer: ¿qué alimentos necesitan las personas con cáncer?

Comer los alimentos adecuados antes, durante y después del tratamiento de cáncer puede ayudar al paciente a sentirse mejor y mantenerse fuerte. Los hábitos de alimentación que son buenos para los pacientes de cáncer pueden ser muy diferentes a las pautas de alimentación que son consideradas saludables en nuestra sociedad. Hace unos meses hablamos del papel de los nutrientes, hoy queremos ir más allá y resolver las dudas que a cualquier paciente que padece cáncer le puede surgir: “Tengo cáncer ¿debo mantener alguna alimentación en concreto?”

La nutrición es importante para los pacientes de cáncer

Los pacientes de cáncer necesitan nutrirse para mantener su peso corporal y fuerza, mantener su energía, luchar contra las infecciones y sobrellevar los efectos secundarios del tratamiento.

La nutrición es importante para los pacientes con cáncer

Las personas que tienen cáncer pueden perder peso y entre un 40 y un 80% presentan desnutrición. Esto ocurre por dos razones: por una parte, el tumor consume mucha energía (azúcar) y, en segundo lugar, los tratamientos pueden producir inapetencia, náuseas, vómitos, ageusia (ausencia del gusto), hipogeusia (disminución del gusto) o disgeusia (alteración del sabor de todos los alimentos).

Alimentos indicados para las personas con cáncer

Alimentos indicados para las personas con cáncer

  • Proteínas (pescados y huevos)
  • Calorías
  • Queso, leche y huevos
  • En el caso de dificultades a la hora de masticar, añadir salsas y caldos a sus comidas  
  • Beber agua es fundamental. Se recomiendan 2 litros de líquido al día (agua, zumos, sopa, infusiones, alimentos ricos en agua…)

En el caso de no tener apetito, se recomienda el consumo de alimentos ricos en proteínas como pescados, huevos y lácteos. Para potenciar el sabor de los alimentos se puede cocinar utilizando ajo, cebolla, perejil, laurel… y salsas como bechamel, mayonesa o tomate de tal forma que potenciamos el sabor de los alimentos.

Si se altera el sabor de los alimentos, sustituir las carnes rojas por pollo, pavo y jamón es una opción muy recomendable. Además, hay que evitar los sabores intensos.

Una alimentación sana y una buena nutrición pueden mejorar el pronóstico y la calidad de vida del paciente, por lo que comer y beber alimentos y líquidos que contengan  nutrientes como vitaminas, minerales, proteínas, carbohidratos, grasas y agua es esencial en la dieta del paciente.

¿Qué es la fitoterapia y cómo puede ayudarnos?

Durante el tratamiento oncológico es fundamental prestar especial atención al cuidado personal. Los efectos secundarios del diagnóstico y el tratamiento pueden afectar a nuestra salud e imagen corporal y, por ende, a nuestro estado emocional.

A la hora de afrontar estos efectos secundarios es clave saber valorar y afrontar dichos cambios corporales. En otra ocasión ya hemos hablado sobre cómo mejorar la imagen corporal después de un tratamiento. Como apoyo a estos recursos personales y psicológicos que el paciente pueda desarrollar, existen terapias complementarias para mejorar el cuidado físico de los pacientes en tratamiento de cáncer.

¿En qué consiste la fitoterapia?

Beneficios de la fitoterapia

La palabra fitoterapia se forma con el término griego fyton, que significa planta… y therapeia que quiere decir tratamiento y se utiliza como sinónimo de tratamiento. La fitoterapia es la ciencia que estudia el uso de los productos vegetales con una finalidad terapéutica: aliviar los síntomas, prevenir enfermedad o restablecer el estado de salud. Por ende, podemos concluir que la Fitoterapia es el tratamiento a través de las plantas medicinales.

El empleo de las plantas medicinales con fines terapéuticos es una práctica que se ha utilizado desde la prehistoria y se sigue utilizando en la actualidad, y es que la fitoterapia nunca ha dejado de tener vigencia.

¿Sabías que en el mundo existen más de un millón de especies vegetales, de las cuales el 10% se consideran medicinales? En el mundo hay más de 100.000 especies de plantas con propiedades curativas, lo que hace de la fitoterapia una gran arma terapéutica.

5 Plantas para cuidarnos

A continuación, hablaremos de 5 de estas plantas que nos pueden ayudar

Lavanda

La flor y el aceite que se sustraen de la lavanda alivia el dolor de cabeza, previene el insomnio, es un buen condimento para las comidas y relaja y favorece el descanso.

Romero

Es una planta medicinal y aromática con muchas propiedades medicinales que podemos aprovechar en el día a día. Se utiliza desde la antigüedad en la gastronomía, la cosmética y la higiene. Su uso externo está indicado para dolores musculares, articulares o neuralgias.

Tomillo

El tomillo es una de las plantas e hierbas aromáticas más utilizadas, tanto en la cocina como ingrediente de remedios naturales para aliviar síntomas de dolencias leves y comunes.

En infusión, ayuda a aliviar los problemas respiratorios. Además, tiene propiedades antioxidantes, gracias a su contenido en flavonoides, y es una excelente fuente de minerales (calcio, hierro, manganeso) y fibra.

Eucaliptus

Las propiedades del eucalipto son sumamente conocidas en el tratamiento de la gripe, resfriados y catarros que cursen con problemas respiratorios. Se suele utilizar en el tratamiento y reducción de las molestias por congestión nasal y para tratar la tos.

En lo que se refiere al cuidado de la piel, el eucalipto ayuda contra las manchas, siendo útil en su disimulación con el paso del tiempo, siempre y cuando sea aplicado diariamente.

Aloe Vera

El Aloe Vera es una planta con múltiples beneficios:

  1. Alivia las quemaduras en la piel. El aloe vera permite eliminar con rapidez las células muertas y estimula el crecimiento saludable de la piel. Ante las quemaduras del sol, acelera la curación en pocas horas. Tiene fosfato de manosa agente de crecimiento de los tejidos y cicatrizante.
  1. Es rejuvenecedor. El Aloe Vera produce fibras fibroplásticas que se encuentran en la dermis, de 7 a 8 veces de su velocidad normal, responsables de producción del colágeno.
  1. Nutre la piel. Es rico en minerales como el calcio, magnesio, fósforo, potasio, zinc o cobre. Se recomienda untarlo sobre la piel, dejarlo actuar durante unos minutos y retirarlo con agua.
  1. Restaura los niveles hídricos en pieles deshidratadas. El aloe vera contiene mucopolisacáridos responsables de la hidratación celular.
  1. Acción limpiadora de la piel, gracias a las saponinas que incluye en su composición, por lo que le confiere propiedades antisépticas, penetra en los poros de la piel y elimina suciedades.

La Escuela de Pacientes de IMOncology FUNDACIÓN organiza hoy en el centro de Arturo Soria una actividad creativa para ayudar a los pacientes oncológicos a inspirarse, mimarse y emocionarse, Con el título “Fitoterapia, aceites naturales para cuidar tu piel”, en colaboración con la Fundación Diversión Solidaria y Alkimia Nature, se ha puesto en marcha esta actividad en la que nuestros asistentes aprenderán algunas de las propiedades calmantes, tranquilizantes y regeneradoras de las plantas.

Mindfulness: meditar para estar aquí y ahora

Cuando te diagnostican un cáncer se suelen desencadenan en la mente del paciente una cascada de sentimientos y emociones recurrentes que terminan calando en su estado de ánimo. Pueden aparecer unos pensamientos negativos que no dejan ver con perspectiva la situación real. ¿Y cómo podemos dejar de entrar en ese bucle de emociones y pensamientos negativos? A través del mindfulness, un tipo de meditación que permite tomar conciencia del momento presente, del aquí y ahora, y con el que podemos mejorar nuestro bienestar psicológico.

El mindfulness es una poderosa herramienta que nos permite trabajar sobre dos habilidades psicológicas importantes: vivir en el momento presente sin prejuicios, y estar abiertos a las circunstancias cambiantes, tanto internas como externas. No se trata tanto de intentar cambiar o evitar todo aquello que no nos gusta y nos causa malestar, como aprender a relacionarnos con esa realidad de una forma nueva en la que deja de dirigir nuestro “piloto automático” y tomamos la conciencia de lo que estamos viviendo para integrarlo en lo que pienso, siento y hago.

¿Qué aspectos psicológicos se pueden mejorar con la práctica del Mindfulness?

 

  • Aprender a responder, en vez de reaccionar a los acontecimientos o las demandas del entorno. Enfatizar la capacidad de “parar y ver antes de actuar” y dar una respuesta adecuada.
  • Observar los hábitos de la mente como generadores de estrés, ansiedad y conflicto, y mejorar la forma en que gestionamos las emociones en nuestra vida cotidiana y ante situaciones complejas.
  • Ser conscientes de la interacción entre la mente y el cuerpo, y su influencia en los procesos de la salud y el bienestar psicológico.
  • Recuperar la presencia y el disfrute de las experiencias desde estar presentes en el aquí y ahora; alcanzar un estado de bienestar y sentimiento de plenitud.
  • Mejorar la atención, la concentración y la toma de decisiones.
  • Mejorar la calidad de nuestras relaciones con nosotros mismos, con las personas que nos rodean y con el mundo que nos ha tocado vivir.

En realidad, esta forma de meditación es beneficiosa para todos, pero puede ayudar especialmente a los pacientes con cáncer. Gracias al mindfulness, los pacientes pueden restablecer el contacto con su cuerpo, tomar conciencia de las sensaciones corporales y ser más amables consigo mismos a lo largo del proceso de la enfermedad. Pero todo aprendizaje requiere unas actitudes y cualidades.

¿Qué es necesario para realizar este tipo de meditación?

beautiful woman meditating on a boardwalk at sunset

1. No enjuiciar o más bien, darnos cuenta de los juicios que constantemente estamos haciendo mentalmente, y «soltarlos» para observar la realidad sin esos esquemas valorativos condicionados.
2. Paciencia: permitir que las cosas ocurran a su ritmo. Estar dispuesto a permanecer presente en lo que está ocurriendo en el momento.
3. Mente de principiante: implica tener una mirada fresca hacia cada experiencia, como si la viviéramos por primera vez, captando lo que de único tiene cada momento.
4. Confianza: en uno mismo y en la sabiduría y bondad profundas que se revelan cuando paramos y atendemos en silencio y con calma.
5. No luchar ni competir: implica desprenderse del hábito de intentar cambiar las cosas que van sucediéndose en nuestra conciencia. Por ejemplo, si surge aburrimiento, dolor o sueño, se acoge sin forcejeo y se observa la experiencia. Implica también aceptar que cada meditación es distinta y que los ritmos son los que son en nuestro entrenamiento.
6. La aceptación: conlleva ver las cosas tal como son, sin pretender que ahora sean de otra manera. Lo que no tiene que significar que nos agraden o que no estemos dispuestos a vivir las transformaciones y cambios que se producen en la realidad. Aceptar en este contexto es estar abierto a ver lo que es en este momento, sin rechazo, represión, ni negación.
7. Dejar pasar o soltar: implica desaferrarse quedar libres y abiertos al cambio constante de la realidad. Supone permitir que la experiencia sea la que es, y simplemente poner atención en ella sin apego ni rechazo, observando cómo al no aferrarnos y soltar la experiencia o el fenómeno, ya cambia.

IMOncology FUNDACIÓN organiza el Programa de Mindfulness: Aprende a centrar tu atención en el momento presente, que se desarrollará durante ocho semanas (de Marzo a Mayo), a cargo de la psico-oncóloga Marisol González.
Más información en Escuela de Pacientes de IMOncology FUNDACIÓN.